marzo 30, 2021 3 minutos de lectura

En AMA no somos líderes mundiales en sustentabilidad (aunque nos gusta soñar con que algún día lo seremos), sin embargo, dado el contexto de crisis medioambiental en el mundo, creemos que es necesario hacer todos los esfuerzos para aminorar el impacto del cambio climático y seguir llevando alimentos en su estado más puro. Porque creemos que orgánico es mucho más que natural y sin químicos, es generar un impacto hacia atrás y hacer las cosas diferentes, por la salud de las personas y la del planeta💚

En ese sentido, nos preocupamos de ser sustentables desde la materia prima, con frutas y hortalizas que son cultivadas en campos orgánicos, libres de pesticidas y que protegen el ciclo de vida de los suelos y los ecosistemas biológicos, los que usualmente son eliminados a causa de los químicos fertilizantes. Todo este proceso es acreditado por certificadoras como ECOCERT, USDA Organic y el SAG (Servicio Agrícola y Ganadero), quienes nos evalúan cada año para que se cumpla con todos los requerimientos de la agricultura orgánica. Además, hacemos compost industrial con la materia orgánica desechada para no generar más residuos, y de esta forma aprovechar de sus beneficios para la tierra, ya que se aportan nutrientes que contribuyen a la biodiversidad y permite la conservación de los suelos🍎

Por otro lado, estamos conscientes de lo importante que es reducir las emisiones de CO2 y otros contaminantes para contribuir a un ambiente más limpio y sano. Es por esto que en un innovador proyecto cambiamos la generación de energía en base a combustible diesel, a un suministro de vapor producido por gas licuado, lo que de forma inmediata produjo una disminución del 89% del material particulado contaminante (esas pequeñas partículas que no vemos pero están dispersas en el aire), al igual que un 99% del dióxido de azufre. O sea que reducimos en gran porcentaje nuestra huella de carbono en la atmósfera, la que esperamos un día llegue a cero emisiones🙌🏼

Pero sin duda hay un recurso que es el más vital de todos en este planeta y que no podemos seguir desperdiciando: el agua, que en nuestro caso es usada a diario para los procesos productivos como por ejemplo el lavado de frutas y de nuestros productos una vez que están listos para llegar a sus hogares. Y ante este panorama, pusimos en marcha nuestro proyecto más ambicios: Cero Descargas para este 2021. Esto a partir de un sistema de tratamiento de agua, el cual nos permite recuperarla, eliminar microorganismos patógenos (agentes malos) y reutilizarla nuevamente en los procesos mencionados, siendo incluso apta para el consumo humano. De esta forma, nuestras descargas de agua se han disminuido en un 96%, una cifra que reduce en gran parte nuestra huella hídrica y nos permite cuidar de este recurso tan valioso y escaso, no solo en nuestro país, sino también en el resto del mundo.💧  

Asimismo, nos dimos cuenta de lo eficiente que se ha vuelto optar por energías renovables que proporcionan un mayor control en el consumo energético y al mismo tiempo, dan solución a la explotación de recursos que no son renovables, los que por ende, se agotarán con el tiempo. En ese sentido, hemos adoptado un certificado verde por parte de Enel Green Power, que acredita que la electricidad que usamos en nuestros procesos productivos proviene de fuentes renovables, es decir, que por ejemplo un megavatio (unidad equivalente a un millón de vatios) de energía fue producido e inyectado a la red por una fuente específica como un parque eólico o solar.⚡️ 

Y así, día a día, estamos pensando en nuevos proyectos y formas de contribuir a nuestro planeta, porque creemos firmemente que hacer algo es mejor que no hacer nada, y aunque llegar a las emisiones zero es nuestra meta más ambiciosa, estamos seguros de que con tiempo y dedicación lo vamos a lograr. Por eso y más, elige orgánicamente💚 ;) 


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.